García, América


Nace en Matanzas, la mezzosoprano y actriz AMÉRICA GARCÍA, fundadora del Teatro
Lírico Nacional de Cuba. Comienza su formación artística en la década de 1950 y la
culmina con un título del Instituto Superior de Arte (Licenciatura en Artes Escénicas),
hacia 1982. Inicia su vida artística en 1957 como integrante de diversas masas
corales. Forma parte de los coros en la temporada de ópera (1961) y en las primeras
puestas del Teatro Lírico Nacional, donde desarrolló una exitosa carrera interpretando
los más disímiles roles en múltiples títulos de ópera —El barbero de Sevilla (Berta)— y
zarzuelas y operetas —Luisa Fernanda (Criada y Rosita), La revoltosa (Mari Pepa y
Gorgonia), La verbena de la Paloma (Señá Rita), La leyenda del beso (Charito y
Simeona), Cecilia Valdés (Nemesia y Dolores). En 1976 interpreta por primera vez, del
último título, el rol de Doña Rosa Sandoval, que luego retomará, dirigida por Juan
Blanco (1978), Juan R. Amán (1984), Humberto Lara (1987) y Humberto Arenal (1993)
e interpretará en México, Nicaragua y Colombia. Participa en los estrenos absolutos de
la versión definitiva de Amalia Batista (Goya, 1979) y de La malquerida (1992). También
dirigió algunas puestas en escena y actuó como figura invitada en otras compañías
nacionales — Grupo Jorge Anckermann (El amor nació en la plaza, de Valcárcel,
estreno absoluto, 1967) y Teatro Estudio (Tonadillas, 1970 y Sainetes andaluces, 1971)
—. En la actualidad reside en Miami, Florida, ciudad en la cual ha cosechado
muchísimos laureles tanto como cantante así como actriz de carácter.
El eminente poeta y escritor Juan
Cueto-Roig, que tanto nos apoya,
ha notado la falta de acento en la letra
"e" de América. En estos momentos
estamos incapacitados para
enmendarlo. Pero seguiremos
luchando hasta lograrlo
.