Morales, Zoraida
Zoraida Morales era una soprano lírico spinto que cantaba con la Sociedad Pro-Arte de
La Habana, Cuba.
En esa organización se presentó en las óperas: Bastián y Bastiana, La Flauta Mágica y
Cosi Fan Tutti, todas de Wolfang Amadeus Mozart y dirigidas por el maestro Paul
Czonka. También trabajó mucho en TV en los programas de arte lírico y participó en
conciertos con los maestros Lecuona y Roig. En el año 1960 obtuvo una beca para
perfeccionar su arte en Europa y fue contratada por la compañía de ópera de Potsdam
en Alemania. Regresó a Cuba en 1963 y dió un recital histórico  en el Teatro Auditorium
de La Habana. Resultó un evento al cual asistió  la mayoría de los cantantes líricos de
la época. En ese recital hizo un despliegue de técnica, musicalidad, capacidad
interpretativa y poder, cantando los más difíciles personajes del repertorio universal. En
especial se recuerda su interpretación, posiblemente por primera vez en Cuba, de la
dificilísima aria de Zerbinetta de la obra Ariadna Auf Naxos de Richard Strauss. En esa
ocasión fue aclamada fervientemente por sus compañeros y por la crítica en general.
Regresó a su posición en la ópera de Potsdam. La incluímos porque consideramos
que poseía una de las más extraordinarias voces femeninas de Cuba.
Zoraida Morales fue miembro del Hans Otto Theater de Potsdam (RDA) desde 1962
hasta1969.
Sus más destacadas interpretaciones fueron Gilda, Adina, Fiametta (Haydn: Die Welt
auf dem Mond), Violetta, Konstanze, Königin der Nacht.
En Potsdam se le llamaba cariñosamente el “Ruiseñor Cubano”.
Se casó con el tenor Fritz-Peter Behm.
En Potsdam también trabajó como profesora de canto en el famoso Wernigerode
Rundfunkchor
En 1978 viaja a Alemania Occidental vía Hannover, Lüchow-Dannenberg.  
Desde el año 2000 vivió con su único hijo en Magdeburgo. Falleció en esa ciudad  en
2004.
Original Hans Otto Theater in Potsdam
Potsdam
El nuevo teatro Hans Otto